EmpreNautas

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Churchill y el éxito

Correo Imprimir PDF
Churchill y el éxito

Ayer fue un día -tiene que haber días para casi todo- de esos en los que aparentemente, nada excepcional -aparentemente insisto- ha pasado, pero uno se siente más cansado...de por dentro...porque algunas cosas no han salido como esperábamos...ahí está la clave, en el verbo...esperar.

 

En uno de mis grupos de Linkedin, me aparece a menudo el recordatorio de un debate, que se titula algo similar a "No está bien visto hablar de fracasos, sólo de éxitos"...y pensaba que a veces le colocamos a los acontecimientos la "etiqueta" de fracasos...prematuramente...o más bien, se nos asoma esa palabra a la mente, digamos, con cierta facilidad o rapidez.

 

Prematuramente porque hemos de pararnos -otra clave, ya lo saben- a analizar el por qué...y en muchas ocasiones, nos daremos cuenta de que esperábamos demasiado, de una situación, de una empresa, de una persona...

 

En cuanto nos colocamos en "situación" de espera, -pasiva- se crea automáticamente!, la posibilidad de la decepción, de la fustración , porque aquello "nosaliocomopensábamos".... pero si nos fijamos bien, estamos depositando nuestro mérito, nuestra recompensa, nuestro reconocimiento, nuestro biensentirnos o nuestro éxito...en manos ajenas, fuera de nuestro famoso ámbito de poder...

 

Así que cuidado con el lenguaje -que crea realidades- y busquemos dentro de nosotros, para saber qué podemos hacer mejor la próxima vez o en situaciones similares, qué podemos aprender DE eso que ha ocurrido...tomemos una posición activa, como actores que somos de nuestra vida.

 

 

Fracaso y éxito, son dos palabras...grandes...y con significados muy diferentes para según quién.

 

Pensemos en qué significa para nosotros, si a veces el fruto se recoge pero ...en otro sitio... y volvamos a reunir esas energías que teníamos desperdigadas, aquí y allá, para no perder el objetivo de lo que queremos, y como a una buena amistad, digámonos a nosotros mismos, que hacemos muchas cosas dignas de respeto y admiración, porque es cierto...y si no lo fuera, entonces, comencemos o re-comencemos a trabajar para sentirnos dignos de aplicarnos esas palabras.

 

Como decía W. Churchill:

 

Cuando las cosas no hayan salido como esperábamos, cuando se asome la sensación o la realidad de una pérdida o fustración, cuando no hayamos recibido lo que creemos merecer...no perdamos la oportunidad de aprender de ello: miremos hacia dentro, porque ahí es donde vive nuestro entusiasmo, y la "máquina" generadora de nuevas energías y de la fe en nosotros mismos.

 

 

No dejemos nuestra capacidad de entusiasmarnos a merced de nadie, no les demos ese inmenso poder, porque eso sí que está a nuestro alcance.

 

A la vez, recordemos, por si en algún momento nos creíamos super-woman o super-man...que pertenecemos a la familia de los "humanoides"...

 

Buen fin de semana en este último día -meteorológicamente- del verano. Les animo a "derrochar" entusiasmo este otoño, en todo lo que hagamos, y con la gente que creamos merecedora de compartirlo...hay tanto que hacer...

 

 

Cristina Ordóñez

http://seguirformandoteycreciendo.blogspot.com.es/

 

Foto © Photographer: Anatoly Tiplyashin | Agency: Dreamstime.com

Última actualización en Lunes, 24 de Septiembre de 2012 13:26  
Share


¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

"Hay sólo una cosa que es más fuerte que todos los ejércitos del mundo, y eso es la idea a la que le llegó su momento.."

Víctor Hugo