¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

"Continuamente nos enfrentamos a grandes oportunidades disfrazadas de problemas insolubles."

John W. Gardner

Lecciones de estrategia: Más historias con Moraleja. PDF Imprimir Correo
Escrito por Administrator   
Lunes, 30 de Mayo de 2011 22:46
Historias con moraleja

Continuamos con las historias con moraleja:

 

Historia 5:

 

Iba una mujer caminando con su novio por la calle, de pronto unos obreros le gritan:

 

- ¡Idiota, no la llevas a pasear, llévala a un lugar oscuro y hazle el amor!

 

 

El novio muy avergonzado sigue caminando con su novia y llegan a un parque donde hay varios ancianos sentados y éstos le gritan al novio:

 

 

 

- ¿Para qué andas de la mano de tu novia?, estrújala hazle el amor aquí mismo o llévatela a un motel, pero no andes de la mano con ella, ¡terrorista del amor!

 

 

El novio se avergonzó y decidió y dejar a su novia en casa y se despide:

 

- Hasta mañana mi amor.

 

 

La novia enojada le contesta:

 

- ¡Hasta mañana, sordo!

 

Moraleja 5: Escuche y ponga en práctica los consejos de los asesores externos, son gente de experiencia, de lo contrario, su imagen y gestión empresarial se verán seriamente deterioradas.

 

Historia 6:

Un reo, condenado a cadena perpetua por asesinato en primer grado, se escapa después de pasar 25 años en la cárcel. Al huir, entra a una casa en la que duerme una joven pareja.

 

El reo ata al hombre a una silla y a la mujer a la cama. A continuación, acerca su rostro al cuello de la mujer, luego se incorpora y sale de la habitación. Inmediatamente, arrastrando la silla, el marido se acerca a su esposa y le dice:

 

- Mi amor, este hombre no ha visto a una mujer en años. Lo vi besando tu cuello y aprovechando que salió, quiero pedirte que cooperes con él y hagas todo lo que te pida. Si quiere tener sexo contigo, no lo rechaces y finge que te gusta. No lo hagas enojar. Nuestras vidas dependen de ello. Sé fuerte, mi vida; yo te amo.

 

La joven esposa le dice al marido:

 

- Querido, estoy complacida de que pienses así. Efectivamente, ese hombre no ha visto a una mujer en muchos años, pero no estaba besando mi cuello. Estaba diciéndome al oído que tú le gustas y quería saber si guardábamos la vaselina en el baño. Sé fuerte, mi vida: yo también te amo.

 

 

Moraleja 6: Si no está informado verazmente, puede tener serios inconvenientes. La información pronta y exacta es fundamental para sortear con éxito el ataque de la competencia desleal y así, evitar ingratas sorpresas.

 

 

Historia 7:

Un muchacho va a la farmacia y le dice al farmacéutico:

 

- Señor, déme un preservativo. Mi novia me ha invitado a comer esta noche a su casa, ya venimos saliendo tres meses y está que se me chorrea a cada rato, la pobre está calentísima y parece que ya quiere que le ponga el termómetro.

 

El farmacéutico le despacha el preservativo, el jovencito sale de la farmacia y regresando le dice:

 

- Señor, mejor deme otro, porque la hermana de mi novia también está buenísima y me manda unas cruzadas de piernas terribles, le veo hasta las entrañas, así que parece que también quiere algo y como voy a ir a comer a su casa ...

 

 

El farmacéutico le da el segundo y el arrogante muchachito sale y vuelve a regresar, dice:

 

- Mire señor, mejor deme otro más, porque la mamá de mi chica está recontra buena. La vieja, cuándo no está a la vista mi enamorada, me para toqueteando y me manda unas insinuaciones, que me tiene loco y como me han invitado a comer ...

 

 

Llega la hora de la comida, y el muchacho sentado a la mesa con su chica, tiene al lado, la hermana y a la mamá al frente. En ese instante entra el papá de la chica y se sienta también a la mesa; el muchacho baja inmediatamente la cabeza, une las manos y empieza a rezar:

 

- Señor, bendice estos alimentos,... bbzzz, bbzzz,bbzzz, ..... te damos gracias por estos alimentos ...

 

 

Pasa un minuto y el muchacho seguía con la cabeza baja, rezando:

 

- Gracias Señor por estos dones, bbzzz, bbzzz, bbzzz ...

 

 

Pasan cinco minutos y seguía: Bendice Señor este pan, bbzzz, bzzz,bbzzz ...

 

Pasan más de diez minutos y el muchacho seguía con la cabeza baja, rezando. Todos se miran sorprendidos y la enamorada le dice al oído:

 

- Mi amor, no sabía que fueras tan creyente.

 

- ¡Y yo no sabía que tu papá era el farmacéutico !

 

 

Moraleja 7: No comente los planes estratégicos de la empresa a desconocidos, porque la infidencia puede destruir su propia organización.

 

Última actualización en Viernes, 31 de Mayo de 2013 17:08
 
Share