EmpreNautas

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

Nicho de Mercado

Correo Imprimir PDF

Desesperado de sed, un turista se arrastraba en el desierto, cuando divisó una forma a lo lejos.

 

Esperanzado de encontrar agua se dirigió hacia allí: era un viejo emprendedor, sentado bajo una sombrilla con un tenderete de corbatas.

 

- Estoy desfalleciendo de sed. ¿Podría Ud. darme agua? -imploró el turista

 

- La verdad es que no tengo agua, pero... ¿por qué no me compra una corbata? Mire, ésta va perfecta con su indumentaria

 

 

- No quiero una corbata !!! Quiero agua !!!

 

- Bueno, no me compre la corbata si no quiere. Pero, para que vea que soy una buena persona, le diré que pasando esas dunas, a unos 3 o 4 kilómetros, hay un buen restaurante, ellos tienen toda el agua que quiera...

 

 

El turista le dio las gracias y desapareció rápidamente tras las dunas.

 

Cuatro horas más tarde, el tursita regresó donde estaba el viejo emprendedor que seguía tranquilamente bajo su sombrilla, leyendo EmpreNautas.

 

El viejo le pregunta:

 

- Le dije unos 4 kilómetros; ¿no encontró el restaurante? ¿se perdió?

 

- Lo encontré perfectamente, pero el degenerado de tu hermano no me deja entrar sin corbata!

 

 

 

Última actualización en Viernes, 24 de Mayo de 2013 12:42  
Share


¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

"Según mi filosofía, uno debería tener sueños imposibles sólo si supone que los va a transformar en posibles. Dedicarse a sueños imposibles que uno sabe que no son realizables es perder el tiempo, peor, es una estupidez."

Eric Kandel. Nobel de Medicina año 2000