¡¡Suscribite GRATIS y pedí tus REGALOS!!

 

Suscribite ya y a nuestro boletín y recibe de regalo dos herramientas imprescindibles para todo aquel que desee iniciar su negocio.

 

Suscribite desde aquí


Para Pensar

 

 

"Los obstáculos no tienen por qué frenarte. Si corres y encuentras una pared no retrocedas ni te rindas. Imagínate cómo treparla o cómo atravesarla, o si no cómo convertirla en tu fortaleza y trabajar con ella ahí.".

Michael Jordan

 

LA FORMACIÓN DE FORMADORES: Una tarea aún por fortalecer en el Ecosistema Emprendedor PDF Imprimir Correo
Escrito por Mauro Higuita   
Domingo, 04 de Marzo de 2012 19:25
Formación de Formadores

Siempre he entendido la formación como una actividad que tiene lugar dentro de un contexto determinado, sea este una empresa, una organización, un país, una ciudad, etc.

 

Esta actividad tiene como finalidad esencial que los individuos adquieran nuevos conocimientos significativos que les permita crecer y superarse al interior de esa organización o en su vida. El Resultado que uno espera como formador es no solo que los formados adquieran nuevo aprendizaje sino que la formación recibida les permita modificar sus conductas y así ampliar sus posibilidades de elevar su desempeño y su potencial de éxito en su vida profesional y personal.

 

Mucho se ha discutido sobre si los emprendedores nacen o se hacen, y diversas opiniones van en uno y otro sentido. Personalmente considero que los individuos somos un constructo social y cultural y que como tal desarrollamos en el transcurrir de nuestra vida una serie de habilidades, destrezas y comportamientos que nos hacen asumir la vida con más, o menos mentalidad emprendedora.

 

En el mundo actual hablamos de la sociedad del conocimiento, de la existencia de una comunidad  que abiertamente está caracterizada por tener una economía que depende cada vez más del surgimiento de nuevas empresas, donde el empleo para toda la vida ya no es una constante y donde quien se logre emplear en una compañía, se le exige tener en sus competencias una alta dosis de creatividad y de emprendimiento, que le permita tener una carrera dentro de dicha organización.  En general,  condiciones sociales y culturales han cambiado, los tiempos modernos traen consigo una sociedad independiente de cierto desapego por las reglas. Sumado al desarrollo tecnológico y desigualdades económicas muy grandes, hoy cada persona es consciente del poder de ser artífice de su propio futuro.

 

Y aquí es donde surge la gran pregunta, ¿están preparados nuestros jóvenes, para asumir esos retos sin ninguna orientación o formación básica? Mi respuesta es que no. No, porque adolecen de un sistema cultural y social que les promueva el ser emprendedores desde la familia, de hecho se enfrentan constantemente a una tradición que les dice no emprendan, eso no es para ustedes, consiga mejor empleo.

 

Es por ello que considero que el sistema educativo y en caso concreto la universidad, debe darle al joven un panorama general, que le permita descubrir que tiene todas las capacidades de ser un intraemprendedor, si decide irse por la vida corporativa, o un emprendedor empresarial, si decide optar por la formación de su propia empresa. En una realidad como la nuestra es necesario y casi urgente, generar la modificación de sus conductas, despertar en él, esa mentalidad de emprender y de ser agente protagónico de su propia vida.

 

Para que el sistema educativo de ese vuelco primero requerimos de mas directivos educativos convencidos de la necesidad de formar mentalidades emprendedoras, y no directivos anacrónicos de los que afirman que como en Norteamérica o en Europa no existen estas asignaturas en nuestro contexto tampoco se debe dar, se les olvida que entre Paris, barrio del municipio de Bello, y la hermosa Paris Ciudad Luz, hay no solo kilómetros de distancia; o que el desarrollo cultural y social de nuestro Barrio Brasilia en la Comuna 4 de Medellín es muy distinto al de la Capital de Brasil.

 

Pero aparte de directivos aterrizados y visionarios requerimos también verdaderos formadores comprometidos con el desarrollo de mentalidades emprendedoras, profesionales serios y responsables que entiendan y comprendan el mundo emprendedor, y no profesionales que por no encontrar otra posibilidad laboral se escampan, con la complicidad de los directivos ya mencionados, como formadores de emprendedores.

 

 

El Ecosistema Emprendedor de la ciudad y en general del país debe hacer más esfuerzos por cualificar una clase de formadores comprometidos con el desarrollo de nuevas generaciones con mayor mentalidad emprendedora e innovadora; si bien es cierto que en el marco de programas como Jóvenes con Empresa, y Ciudad E se ha dado formación importante en este sentido y que algunas universidades han establecido sus propios programas considero que aún hay mucho por hacer. Se debe mas que dar cursos de emprendimiento a los formadores generarles competencias para el desarrollo de herramientas pedagógicas, didácticas que les permita desarrollar en sus educandos competencias emprendedoras e innovadoras, propiciarles cajas de herramientas que les permitan cumplir su finalidad de generar cambios de actitud y conductas en sus estudiantes.

 

Hans-Peter Martín declara en su libro “la trampa de la globalización” que los gobiernos a todo orden deberán preocuparse en el futuro por una gran masa de desempleados fruto de la conformación de la sociedad 80/20 (La economía mundial solo necesitara el 20% de la población económicamente activa del mundo para producir todos los bienes y servicios que se consumirán, el 80% población económicamente activa disfrutara de un nuevo servicio público, el tittytainment, una mezcla entre entretenimiento y sostenimiento a la población desempleada).

 

Visto esto entenderemos que es necesario formar muy bien en emprendimiento que solo así podremos contribuir a la generación de espíritus más libres que innoven con su conocimiento en sus puestos de trabajo o con la generación de nuevas empresas. Es pertinente porque aunque esa decisión de ser empresarios o empleados se debe dejar en manos de los jóvenes, el desarrollar una mentalidad emprendedora debería ser el propósito esencial de una formación que se autodenomine integral y para ello requerimos de mejores y calificados formadores en emprendimiento.

 

Opinión Emprendedora

 

  • Me declaro preocupado por la ausencia de mayor y continua calificación de los formadores de mentalidad emprendedora e innovadora, ante ello no me puedo quedar quieto y trabajo actualmente con un grupo de personas de varios países en una propuesta de programa de formación de formadores con el que espero poner un grano de arena a mejorar la situación.
  •  

  • Me declaro atento y alerta ante los desarrollos que en materia de emprendimiento e innovación se dan en algunas instituciones educativas de la ciudad, no es posible que se tomen estos temas como meras modas momentáneas. y que en otras se pierda lo avanzado en muchos años. Ojo Atento!!!



  • Mauricio Higuita
    Administrador Público, MBA, Master en Desarrollo Emprendedor e Innovación. Experto en temas de políticas y programas de desarrollo emprendedor e innovación




    Foto © Photographer: Nikola Hristovski | Agency: Dreamstime.com

    Última actualización en Domingo, 04 de Marzo de 2012 19:40
     
    Share

    Escribir un comentario

    Código de seguridad
    Refescar